Trasplante de vello corporal (BHT)

Body Hair Transplant
El trasplante de vello corporal, especialmente el de la barba, puede ser una fuente adicional de cabello donante en pacientes con disponibilidad limitada en la zona donante del cuero cabelludo.

 

Se ha demostrado que el vello de la barba es la mejor fuente de BHT debido a sus características biológicas de rebrotar mejor, crecer mucho más tiempo y ser de mucho mayor calibre en comparación con el vello de otras partes del cuerpo como el del pecho, la espalda y las piernas. El vello del pecho parece ser el segundo mejor. El vello de otras zonas, como el de la espalda y las piernas, podrían considerarse experimentales y, por lo tanto, no recomendamos el uso del vello de otras zonas corporales que no sean los de la barba y el pecho en los hombres.

 

Una de las ventajas de utilizar el vello del cuerpo es que puede ser una gran fuente para los pacientes cuyo vello corporal es abundante, y que a su vez tiende a ser no deseado.

 

Es posible transferir entre 1.000 y 2.000 injertos durante una sesión de BHT que dura aproximadamente 8 horas y, en teoría, podrían realizarse varias sesiones en una sola visita.

 

El vello corporal, independientemente de su zona de procedencia, tiene un carácter muy diferente al del cuero cabelludo; suele estar formado por vellos individuales, lo cual significa que su cobertura es menor, suele ser más fino -excepto en el caso del vello de la barba-, crece mucho más lentamente, es rizado y su crecimiento tras el trasplante es menos predecible. Existen también dificultades técnicas para la extracción del vello corporal, como una piel demasiado gruesa o fina, una piel demasiado móvil o dificultades en la colocación quirúrgica. Por todas estas razones, el trasplante de vello corporal debe considerarse sólo cuando el cabello de la zona donante no es suficiente.

Las situaciones típicas en las que el trasplante de vello corporal puede ser útil son las de los pacientes con pérdida de cabello grave y múltiples cirugías capilares previas. El vello corporal puede utilizarse para aumentar la densidad del cuero cabelludo o para camuflar las cicatrices existentes.

La práctica más frecuente en nuestra clínica es combinar la técnica FUE del cuero cabelludo con la BHT de la barba y/o el pecho, que puede realizarse en dos o tres sesiones consecutivas. La zona donante de la barba se recupera muy bien sin dejar cicatrices visualmente significativas. Para los pacientes que piden un enfoque más conservador, trazamos una línea sobre el hueso de la barbilla y extraemos desde abajo, lo que nos proporciona unos 1000 injertos. Para aquellos que buscan un enfoque más agresivo, podemos obtener hasta 2000 injertos de toda la cara en pacientes con una barba densa.

CONTÁCTENOS