Trasplante de cejas

La escasez de cejas puede ser una tendencia genética o el resultado de hábitos de depilación agresivos, y es un problema estético importante para muchas personas, especialmente para las mujeres.

 

Últimamente están de moda los tratamientos de camuflaje como el tatuaje o el microblading, aunque están lejos de dar el aspecto natural deseado. Las cejas son elementos tan críticos de la estética facial que sólo el pelo natural puede dar una restauración tridimensional satisfactoria.
Eyebrow Transplant in Turkey

 

La técnica quirúrgica de un trasplante de cejas consiste en extraer cabellos donantes de la parte posterior del cuero cabelludo y colocarlos en la región de las cejas con un calibre, ángulo y dirección similares a los del cabello original.
Aunque tanto la FUT como la FUE pueden utilizarse para este fin, nuestra experiencia demuestra que la FUT nos permite preparar injertos con un tallo capilar más largo que nos permite respetar la curvatura natural del cabello durante la colocación. Los injertos pueden recogerse sin necesidad de afeitarse visiblemente y la zona trasplantada puede camuflarse con gafas de montura grande durante algunas semanas después de la intervención.

 

El trasplante de cejas es un procedimiento extremadamente sofisticado, aunque la zona quirúrgica parezca mucho más pequeña que en un procedimiento clásico de trasplante capilar. Las ligeras imprecisiones en el calibre, color, ángulo, dirección, curvatura y densidad son fáciles de detectar. Sólo los equipos de trasplante capilar más calificados del mundo son capaces de producir resultados casi perfectos. No se debe elegir una clínica de trasplante de cejas sin cuidado, ya que un trasplante de cejas realizado de forma poco profesional puede tener consecuencias permanentes y devastadoras en la estética facial.

 

Debemos tener en cuenta que existe la desventaja adicional de utilizar un tipo de pelo completamente diferente para un trasplante de cejas. Debido a esta diferencia, no recomendamos que se traten quirúrgicamente los problemas leves de densidad de la ceja; en estos casos las técnicas de camuflaje pueden implicar menos riesgo. Debe aplicarse el principio de «todo o nada», y si la pérdida de cejas supera el 50%, debe trasplantarse toda la región de las cejas con cabello nuevo. Si sólo se trasplanta una parte de la ceja, la diferencia entre las cejas existentes y las recién trasplantadas puede ser muy notoria.

 

Las cejas trasplantadas crecerán a una velocidad mucho mayor que la de las cejas originales y habrá que cortarlas con regularidad. A menudo es necesario un procedimiento de retoque para rellenar algunos huecos que pueden ser visibles después del primer trasplante.

 

AEK Hair Clinic es una de las pocas clínicas del mundo que puede producir resultados extraordinarios en el trasplante de cejas.

CONTÁCTENOS