Precio del trasplante capilar en Turquia

Un trasplante capilar en Turquía puede costar entre 1000 euros y más de 10000 euros, dependiendo de la calidad y de qué tan sofisticado sea el plan del tratamiento. La cirugía de trasplante capilar no es un producto estándar, requiere sobre todo ética. Debe planificarse para adaptarse a la situación y las necesidades específicas de cada persona. A la hora de comparar los costes de los trasplantes capilares ofrecidos por diferentes empresas, hay que tener en cuenta que la calidad y la complejidad de los tratamientos ofrecidos pueden variar significativamente y que una comparación directa del coste puede ser un gran error.

 

A la hora de analizar el coste de un determinado producto o servicio, debemos saber qué es lo que estamos obteniendo. En caso de que estemos comprando un «servicio» y no un producto, esto es aún más crítico, porque un mal servicio puede acabar dándonos un valor negativo. Por ejemplo, cuando comparamos los precios de los teléfonos, estamos hablando de un producto electrónico. Al comprar un producto electrónico, lo máximo que estamos arriesgando es la cantidad pagada, es decir, si el móvil no funciona y decidimos tirarlo, lo máximo que perderemos es el dinero que gastamos en él. Nadie puede impedirnos comprar un nuevo móvil si decidimos tirar el anterior. Además, los aparatos electrónicos tienen garantía y, en caso de que el móvil que compremos no funcione correctamente, el proveedor está obligado a sustituirlo por uno nuevo o a devolvernos el dinero, con lo que no tendremos pérdidas económicas.

 

Sin embargo, al comprar un trasplante capilar, estamos hablando de un servicio, y uno que es excepcionalmente crítico porque está relacionado con nuestra propia salud. Al comprar un servicio sanitario estamos arriesgando toda nuestra salud. En caso de que la calidad del servicio que recibimos sea mala, podríamos acabar con un gran daño a nuestra salud e incluso arriesgar nuestra vida. La mayor parte de los riesgos que conlleva la cirugía de trasplante capilar conducen a un daño permanente de nuestros tejidos y, por tanto, de nuestro aspecto físico. No hay forma de sustituir este servicio comprando uno nuevo y las garantías que dan algunas clínicas no tienen ningún valor práctico. La cirugía de trasplante capilar se basa en la redistribución de los cabellos donantes, cuyo número es muy limitado, en caso de que estos se dañen y se pierdan durante la cirugía, no hay ninguna forma de recuperarlos. Hay muchos pacientes con pérdida de cabello que no han sido cuidadosos con su investigación inicial en la elección de una clínica profesional, que han terminado con un daño permanente y sin perspectivas de futuro para reparar lo que se ha hecho.

 

Entonces, ¿cómo podemos evaluar los precios del trasplante capilar? Los determinantes más importantes de la calidad de la cirugía de trasplante capilar son la formación, las credenciales, títulos, las habilidades del médico y el grado de implicación de éste. Los instrumentos quirúrgicos, las técnicas y las marcas no determinan la calidad del tratamiento.

 

Especialmente, el número de injertos no tiene relación con la calidad de un trasplante capilar. De hecho, la calidad de un trasplante capilar puede tener una relación opuesta con el número de injertos ofrecidos. He aquí las razones:

  1. La cirugía de trasplante capilar se realiza por cabellos, no por injertos. El número de injertos no representa necesariamente el número de cabellos que crecerán. 5000 injertos con 3000 pelos es mucho peor que 2000 injertos con 5000 pelos.
  2. La cirugía de trasplante capilar consiste en causar el menor daño posible a los tejidos. Cuando el número de injertos por sesión se incrementa más allá de un determinado umbral, el procedimiento debe realizarse mucho más rápido y con mucho menos cuidado. Cada injerto recibe mucho menos tiempo y, por tanto, aumenta la cantidad de daños en los tejidos y de cabellos desperdiciados. El paciente acaba teniendo más cicatrices y menos cabello.
  3. Hacer más injertos o incluso más cabello no significa que todo este vaya a crecer con éxito; cuando la cirugía de trasplante capilar se precipita y se hace sin cuidado, la tasa de crecimiento disminuye significativamente.

 

En resumen, un trasplante capilar de 1.000 euros que provoque una línea de cabello no natural y un daño importante en la zona donante, es mucho más caro que un trasplante capilar de 10.000 euros con una línea de cabello natural y una zona donante protegida.

CONTÁCTENOS